Heroinas Japonesas
Reportaje escrito por Alberto (Vash_hyuuga) el 9/ 03 / 2006
El heroísmo no es una calidad exclusiva masculina. Las leyendas e incluso las historia del Japón, revelan a muchas heroínas. Puede dudarse de la veracidad de algunos de los hechos como de la emperatriz Jingo, pero uno no se puede dudar de su heroísmo. Unos ejemplos son los siguientes:
- La mujer de Yamato Takeru que se comportó como una heroína. Ella se llamó Ototachibana, acompañó al marido en la mayoría de las expediciones y, finalmente, los dos se rindieron a merced de los dioses del mar para detener la tormenta que amenazó la nave. Siete días después, Yamato Takeru encontro el peine de Ototachibana en la playa y pidió que si le podian hacer una tumba para el peine, y se hizo. En la actualidad en el área occidental de Honshu, hicieron un dicho: "Adzuma wa ya" que significa "Que aflige, mi esposa". Este dicho gusto más en el área oriental de Honshu porque era conocida Ototachibana por el nombre de Adzuma.

Pulse en la imagen para agrandar

Pulse en la imagen para agrandar

- La hija de Kiyomon, que era la madre del emperador Antoku (que tenia pocos años de edad), durante la batalla de Dannoura en vez de morir prefirio tirarse al mar con el joven emperador. Tras esto el poder del pais cayo en manos del clan Minamoto.
- Otra heroína, Kesa Gozen, vivió durante el siglo XII, era guapa y estaba casada. Ella, junto con su marido, vivieron en la casa de su madre, en una ocasión su primo, tenia menos de 20, se enamoro locamente de Kesa Gozen. Ella le rechazó, pero los esfuerzos del muchacho fueron nulos, Kesa Gozen siguio siendo fiel a su marido ya que debido a sus deberes estaba la mayoria del tiempo fuera de casa. Las juventudes del primo de Kesa Gozen continuaron, hasta que ella le amenazo.
Kesa Gozen temió tanto por la seguridad de la madre de su primo: asi que decidió prometerle al primo que dormiría con él, pero sólo si su marido muere en manos suyas.
Una noche Kesa Gozen se acosto en la cama en el lado de su marido y supuso que volveria. De repente su primo entro como un loco al cuarto, pero Kesa Gozen se quedo viendo y vivio lo que podria haberle pasado a su marido si hubiera venido esa noche. Su primo la apuñaló y Kesa Gozen murio, este se quedo espantado con lo que había hecho y olvido todo los placeres del ser humano. Solo se sabe que se fue a un monasterio el resto de su vida, segun las fuentes el primo vivio bien y murio como "santo". En japon se le conoce como Mongaku Shonin
 
Si quieres mandarnos cualquier artículo relacionado con algun tema de esta web, puedes hacerlo a japotaku@gmail.com